19 julio 2011

Cada golpe hace más fuerte mi armadura.


Hace tiempo leí una cita que decía algo parecido a “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día tengas razón”. Tras leer esto y desde entonces, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y cada día que me lo he preguntado, la respuesta ha sido "no" y desde entonces ha sabido que necesito cambiar algo. Casi todo, todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso, todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar pensar que siempre hay algo que perder.


Todo tiene un comienzo, y sencillamente este es el mío. Después de muchisimo tiempo con la idea del blog, por fin lo conseguí. Este es el fruto de una tarde nublada de verano, y de verdad no sé ni como empezar. Quizás lo mejor sería una pequeña presentación. Mi nombre es María, y como podreis observar a lo largo del tiempo, no llevo una vida perfecta. Mejor dicho, últimamente he perdido el control de mi vida. Puede ser que empezara este blog como válvula de salida, así que espero que escribir algo sobre este caos al que llamo vida, me sirva para organizarme de una vez.
Espero hacer de este lugar algo especial, en lo que poder expresar todo aquello que, sin remedio alguno, debo callar.
Y ojalá encuentre consejo y apoyo en este mundo tan nuevo para mí.
Gracias a todas las personas que en un futuro y durante este tiempo, me sigan y visiten :3



- No arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.

1 comentario:

cami cartular dijo...

tu blog es increíble, se que recién empezas pero es re lindo de verdad, seguí así!!!
te sigo, te espero en mi blog ♥